Donde Dios es el centro de nuestras oraciones

ORACIONES DE CONSUELO - Parte 2

Comparte
Dona
La autora de estas oraciones de consuelo, atravesaba momentos difíciles en su vida privada y familiar cuando escribió, e introduce sus plegarias así:

"Estoy cansada de las alarmas y despertadores, cansada de la maligna silla-cama, cansada de no saber, cansada de estar cansada, cansada del dolor. Son las 5 de la mañana y me estoy lamentando. Tal vez será la oscuridad de la habitación, el sonido del acondicionador de aire, el hambre que tengo.

Pero siento la necesidad de derramar mi corazón ahora mismo delante de Jesús.

Te dejaré que te unas a mis oraciones si así lo quieres".

CONSUELO PROPIO - EN LA ENFERMEDAD
INTRODUCCIÓN - LIBROS - MAS - ORACION #1 - TU COMENTARIO - VOLVER ARRIBA


1ra Oración
Consuelo en Tiempos de Enfermedad

Dios, nuestro Sanador,

Presento delante tuyo aquellos que han sufrido mucho más que yo.

Oro en favor de quienes ayudan y asisten a los enfermos.

Oro también por los que son víctimas de las horribles enfermedades.

Oro por las madres que sufren junto a sus hijos enfermos. Ellas son mis heroes!

Por favor presentate a sus vidas hoy, de una manera tangible.

Te entrego la vida de quienes amo y están enfermos. Tú los amas más que yo, y Tú sabes qué está mal en ellos.

Yo descanso en la soberanía de tu tiempo para obtener un diagnóstico, y aún si nunca llegamos a saber lo que pasa, yo escojo alabarte en este momento.

Por favor, haz que los doctores sepan qué está mal en los cuerpos de estas personas, o mejor aún, sana a todos.

Protégelos. Dales tu descanso. Calma sus temores y nervios. Revélate a Ti mismo a ellos en formas misteriosas. Rodéales con gente que te aman a Ti y a ellos. Trae una gran comunidad a sus vidas. Yo confio en Ti.

Ayuda a quienes ayudan a estas personas. Calma sus corazones. Hazles saber que Tú ves todo lo que pasa, y que les darás las fuerzas y la provisión que necesitan para salir adelante.

Por sobre todas las cosas, que tu reconocimiento resuene en esta situación. Tu fama. Tu gloria. Tu poder. Tu bondad.

Todo tiene que ver contigo, aún si me siento en una mecedora durante la madrugada, haciendo esta lamentación.

Gracias por el ejemplo de los Salmos de lamentación, donde el salmista comienza como yo lo hice, pero concluye con alabanza.

Me alegra que otros en la Biblia también se irritaron, estuvieron tristes y confundidos, y lanzaron sus dolores al cielo.

Gracias porque cuando te lo entregamos, Tú tomas nuestros dolores y los llevas por nosotros.

Amén.



Señor Jesús,

Te entrego mi vida porque yo soy quien está más que preocupada, cansada y harta de todo.

Necesito tu descanso. Te necesito a Ti. Necesito perspectiva. Necesito tus ojos sobre mí, tu gracia sosteniendo mi temblorosa mano, tu poder cubriendo mi debilidad.

Gracias Señor por los amigos que son verdaderos, profundamente buenos conmigo, que llevan mi carga a mi lado, que lloran conmigo, que me proveen.

Cada vez que pienso en las riquezas que tengo en amistades, me pongo a llorar.

Jesús, Tú eres tan, tan, tan bueno para proveerme esta comunidad.

A la luz de todo esto, yo oro para que Tú me conviertas en una mejor miembro de la comunidad, para tener más compasión, más comprensión, más sacrificio, más esperanza, para ser más intercesora por los que están con traumas.

Abro mi corazón y no lo apoco.

Agranda mi influencia por amor a Tu Nombre, y no el mío.

No sé dónde estaría sin Ti mi Jesús. Mi vida es tuya.

Tú has hecho grandes y milagrosas cosas en mi corazón, mucho más que lo que pude imaginar.

Así que vuelvo a mirar a tu fidelidad y quito de ella como si fuera un Banco, y lo voy a gastar hoy.

Ayúdame a estar completamente viva, alerta, y en tono con tu presencia en este momento.

Ayúdame a ser compasiva, dedicada y un apoyo para otros.

Jesús, gracias por la oración. La necesito.

Esta oración de consuelo se ha convertido en algo totalmente diferente; y gracias por ello.

Señor, mantente cerca mio, te necesito.

Amén


Adaptado de la oración de Mary E. DeMuth para su blog marydemuth.com
Imagen: Tranquil and Still by Jon Glaser



Qué bueno que has hecho estas oraciones de consuelo!.

Pero si esta es la primera vez que estás orando a Dios, entonces quiero invitarte a hacer otra oración. Una oración MUY IMPORTANTE.

Esta oración no solo bendecirá tu presente, sino también tu futuro, incluso tu eternidad; haz hoy...


La Oración #1


MAS ORACIONES







LIBROS

Estos libros le darán un significado aún más profundo a tus oraciones de consuelo.

Haz clic en las portadas que más te gustan y lee los detalles para decidir cuál libro leer primero.



CONSUELO PROPIO - EN LA ENFERMEDAD
INTRODUCCIÓN - LIBROS - MAS - ORACION #1 - TU COMENTARIO - VOLVER ARRIBA


Tu Comentario

Qué opinas de estas oraciones de consuelo?

Favor deja tus comentarios en los muros que están abajo.

Gracias!

1 comentario:

  1. Qué situaciones traen hoy amargura, tristeza y desconsuelo a tu vida?

    Escribe en este espacio y libera tu alma de tantas emociones destructivas.

    Puedes firmar como Anónimo.

    ResponderEliminar

Tu comentario es MUY IMPORTANTE.

Por favor, escribe algo... aunque sea un saludo.

Puedes hacerlo inclusive como Anónimo. No hay excusas :)

Amigos de "PACE"

Videos de Pace

Loading...