Donde Dios es el centro de nuestras oraciones

ORACION PARA DESASTRES NATURALES

Comparte
Dona
Imagen de: Storm Eye de Elliott McDowell
No se trata de ser fatalistas ni mucho menos negativos, pero hacer una oración para desastres naturales es una auténtica necesidad.

El mundo en el que vivimos sufre un constante incremento de avalanchas de nieve, derrumbes de lodo, granizos, huracanes, incendios forestales, inundaciones, monzones, terremotos, tormentas eléctricas, tornados, tsunamis y volcanes... y aunque sean menos frecuentes, también la caída de asteroides y meteoritos.

Muchos acreditan todo esto al Calentamiento Global, mientras que los expertos de la Biblia dicen que somos testigos del cumplimiento de las profecías que dicen:
"...habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares." - Mateo 24:7

"Y habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y sobre la tierra, angustia entre las naciones, perplejas a causa del rugido del mar y de las olas..." - Lucas 21:25


Entonces, por todo esto, pidamos humildemente protección para nuestras vidas, nuestras familias y nuestros amados.

Oremos...

Padre Celestial y Todopoderoso Señor,

Las tormentas empeoran cada año;
sube la frecuencia, intensidad y
destrucción de los desastres naturales +

Cúbrenos, porque el relámpago y el granizo,
la nieve, la neblina, y el viento tempestuoso;
todos ellos cumplen tu mandato. +

Sácanos de la fosa de la muerte,
del lodo y del pantano;
pon nuestros pies sobre la roca,
y haznos habitar en tierra firme. +

Que el cimiento de nuestra casa sea como una roca,
de manera que cuando venga la inundación,
y el torrente azote contra ella,
esta casa ni siquiera tambalee. +

Tu estruendo retumba en el tornado
y tus relámpagos iluminan el mundo;
la tierra se estremece con temblores. +

Cuando haces oír tu majestuosa voz,
y descargas tu brazo con rugiente ira
y llama de fuego consumidor,
con aguacero, tormenta y granizo;
todo el pueblo tiembla con temor. +

Ante Ti tiemblan las montañas
y se desmoronan las colinas.

Ante Ti se agita la tierra,
el mundo y cuanto en él habita.

¿Quién podrá enfrentarse a Tu indignación?
¿Quién resistirá el ardor de Tu ira?

Tu furor se derrama como fuego;
ante Ti se resquebrajan las rocas. +

Mi familia y yo somos tus hijos Señor,
no vengas contra nosotros con truenos,
terremotos y gran estruendo,
con violentas tormentas,
ni con devoradoras llamas de fuego. +

Pero si en esta ciudad viven los que pecan contra ti...
Que sea tu furia contra los hacedores de mal,
que sea tu lluvia torrencial, abundante granizo y viento huracanado
contra los malignos, pero no contra tus hijos que hablan la verdad. +

Cuan temible son tus juicios!
Tu huracán se desata con furor;
tu tornado se cierne amenazante
sobre la cabeza de los malvados. +

Tus incendios devoran los árboles,
tanto los secos como los verdes.
No se pueden apagar,
y queman todo a su paso. +

Tus profecías se cumplen y se cumplirán;
Porque asteroides, estrellas y meteoritos
caen del cielo; y un día todos los cuerpos
celestes serán sacudidos. +

Habrá grandes terremotos,
hambre y epidemias por todas partes,
cosas espantosas y grandes señales del cielo. +

Pero aunque del cielo caigan gigantescos granizos,
nosotros...
JAMAS te maldeciremos,
JAMAS nos rebelaremos contra ti,
JAMAS abandonaremos nuestra fe en Jesucristo nuestro Señor. +

Nosotros nos hemos vuelto a Ti con corazones humildes,
perdona nuestros pecados y no derrames tu castigo,
no hieras nuestros campos con incendios, plagas,
ni con granizo toda obra de nuestras manos. +

Ahora te alabo Señor,
porque eres lento para la ira,
imponente en tu fuerza.

Caminas en el huracán y
también en la gran tormenta;
las nubes son el polvo de tus pies. +

Aunque cambien de lugar las montañas
y se tambaleen las colinas,
no cambies tu fiel amor por nosotros,
ni que tampoco vacile tu precioso pacto de paz. +

Somos tu pueblo, guarda nuestras vidas.

Aunque el granizo arrase con el bosque,
y la ciudad sea completamente allanada,
permite que nosotros tus hijos
habitemos en paz,
en moradas seguras,
en serenos lugares de reposo. +

No temeremos...
Aunque la tierra tiemble, aunque
los montes se derrumben
en el corazón del mar.

Aunque las aguas rujan,
aunque se encrespen sus olas,
y se estremezcan los montes por su braveza.

Tú eres nuestro amparo y fortaleza,
Tú eres nuestro pronto auxilio
en medio de la destrucción. +

En el nombre de Jesús,

Amén

Si crees lo que oraste, podrás cantar que Dios es tu refugio:



Descarga AQUI


Qué bueno que has hecho esta Oración para Desastres Naturales!

Pero si esta es la primera vez que estás orando a Dios, entonces quiero invitarte a hacer otra oración. Una oración MUY IMPORTANTE.

Esta oración no solo bendecirá tu presente, sino también tu futuro, incluso tu eternidad; haz hoy...


La Oración #1


LIBROS

Estos libros le darán un significado aún más profundo a tu oración para desastres naturales.

Haz clic en las portadas que más te gustan y lee los detalles para decidir cuál libro leer primero.




Qué son los signos "+"?

Posiciona tu mouse sobre ellos para ver el versículo que sirve de referencia para ese párrafo o línea de oración.

Si no lo puedes ver entonces aquí tienes la lista completa: Éxodo 9:24, Salmo 148:8, Salmos 40:2, Lucas 6:48, Salmos 77:18, Isaías 30:30, Nahúm 1:5-6, Isaías 29:6, Oseas 4:19, Ezequiel 13:10-13, Jeremías 23:19, Ezequiel 20:47, Marcos 13:25, Lucas 21:11, Apocalipsis 16:21, Hageo 2:17, Nahúm 1:3, Isaías 54:10, Isaías 32:18-19, Salmo 46:1-3.



Video

Este video te ofrece la versión corta de la oración que acabas de hacer, pero con imágenes y música.




Tu Comentario

Qué opinas de esta oración para desastres naturales?

Favor deja tus comentarios en los muros que están abajo.

Gracias!


FUENTE DE LA BIBLIA: BIBLICA.COM

1 comentario:

Tu comentario es MUY IMPORTANTE.

Por favor, escribe algo... aunque sea un saludo.

Puedes hacerlo inclusive como Anónimo. No hay excusas :)

Amigos de "PACE"

Videos de Pace

Loading...