Que Dios conceda todas tus peticiones. Salmo 20:5b

SANIDAD DE DIOS - DONDE LA CONSIGO?

Comparte
Dona
Oramos y oramos pero nada pasa a nuestra vista. El dolor y las molestias continúan. En algunos casos, incluso ya hemos gastado hasta el último centavo de los ahorros; y a pesar de las buenas intenciones, tampoco la ciencia puede ayudar.

Entonces, dónde consigo la sanidad de Dios?

Una lectora me escribió cargada y estresada por su situación de crisis de salud en la familia. Ella dijo:

"No he podido asistir a la iglesia, he estado muy ocupada con los problemas de salud en mi hogar.. realmente mi situación es difícil y la verdad necesito de la oración, orientación y ayuda. A veces me angustio y desespero; necesito estar centrada para poder atender a mi familia... espero Dios traiga la salud a mi vida".

Creo que esta respuesta podría también bendecir tu vida:

Estimada Lectora,

Me alegra saber que buscas la ayuda de Dios en medio de tus problemas.

En la Biblia hay muchas claves de éxito que están "escondidas" a la vista.

Una de esas claves es justamente ir a la iglesia.

- Por qué?

Porque en los evangelios se narran varias historias donde Jesús iba por diferentes ciudades y la gente salía a buscar su toque de sanidad.

Por ejemplo, en Lucas 5:17-26 se cuenta cómo unos hombres hicieron un esfuerzo extraordinario para introducir a un paralitico a través del techo para bajarlo justo donde estaba Jesús.

La enseñanza de ese pasaje, es que debemos imitar ese esfuerzo en ir a buscar esa sanidad donde está Jesús hoy.

Es cierto, sabemos que su Espíritu está con nosotros en cualquier parte, PERO, la verdad es que nosotros no entendemos cómo obtener esa sanidad de Dios estando solos. La causa evidente es la poca fe que tenemos; es triste reconocerlo, pero es la verdad.

PERO... en las iglesias hay gente que tiene algo que se llama el Don de Sanidad. Generalmente - pero no siempre - el Pastor es uno de ellos.

Cuando el Pastor llama a orar por los enfermos, esa es la perfecta oportunidad para llevar a nuestros enfermos al altar para que Dios haga su milagro en ellos.

- Ya lo hiciste pero no se sanó en la primera vez?

Insiste cuantas veces sea necesario.

A caso no harías lo mismo por tu enfermo llevándolo a todos los mejores hospitales y con los mejores especialistas si pudieras hacerlo? Seguro que si, verdad? De hecho, tal vez ya lo hiciste.

Bueno, haz ese mismo esfuerzo, sabiendo que estás buscando el favor del mismo Dios que creó el cuerpo humano; El sabe cómo sanarlo.

He escuchado el testimonio de personas con parálisis completa del cuerpo. Oraron pero no sanaron. Sin embargo insistieron buscando la sanidad divina, y Dios propició la venida en su ciudad, de un hombre o mujer de Dios que tenían el Don de Sanidad; esas personas fueron llevadas por sus parientes, y se sanaron totalmente.

Si no te es fácil llevar a tu enfermo a la iglesia, entonces pide la ayuda de tus parientes y/o vecinos para que puedan hacer un esfuerzo de equipo en favor de tu ser amado.

Nota que ese mismo esfuerzo es el que hicieron los amigos del paralítico que te comenté de Lucas 5:17-26; por favor lee este pasaje y te sentirás identificada con la historia.

Ahora, otro aspecto importante de la fe en la sanidad de Dios, es el ánimo y la fe de la persona enferma.

Cree él/ella en el poder sanador de Dios? Si la respuesta es positiva; entonces, qué bueno!

Pero si es negativa, entonces tendrás que despertar y construir la fe de la persona.

Sé que no eres pastora, ni sacerdote, ni nada por el estilo... PERO, considera esto, si logras levantar la fe de la persona y él/ella clama a Dios hoy, podría recibir un milagro ahí mismo en su cama, o de camino a la iglesia, o cuando estén allá en la reunión, o tal vez de regreso a la casa; pero como sea, sanará y tú también serás libre para avanzar en la vida... imagina las posibilidades que hay cuando viene el poder de Dios!

- Entonces, cómo hacerlo?

- Lo más importante es, darle MUCHO AMOR. No le obligues a creer ni hacer nada contra su voluntad. Habla con amor y respeto.

- Lee a sus oídos las historias de sanidad que Jesús obró en la gente (lo encontrarás en los 4 evangelios a partir de Mateo 8).

- Cuando la persona confiesa VOLUNTARIAMENTE con sus labios que sólo Dios podrá darle sanidad, entonces sabrás que ese es el mejor momento para ir a la iglesia y recibir el milagro.

Esta clave de éxito para conseguir un milagro, es un gran esfuerzo de salir a buscar la sanidad de Dios dondequiera que El esté, pero la recompensa es aún mayor!

Ahora te invito a que hagas esta plegaria:

Oración por la Salud de un Ser Querido


LIBROS

Estos libros te ayudarán a entender cómo conseguir la sanidad de Dios.






Tu Comentario

Qué opinas de esta enseñanza de cómo conseguir la sanidad de Dios?

Favor deja tus comentarios en los muros que están abajo.

Gracias!


1 comentario:

  1. Cuál es tu mayor problema para llevar a tu enfermo a una iglesia o una campaña de sanidad?

    ResponderEliminar

Tu comentario es MUY IMPORTANTE.

Si firmas como Anónimo nadie sabrá que tú escribiste pero el sistema NO te notificará de mi respuesta.

Usa la opción que quieras, pero por favor escribe algo... aunque sea un saludo. No hay excusas :)