Que Dios conceda todas tus peticiones. Salmo 20:5b

8/10/18

21 ORACIONES para el AYUNO de DANIEL - 21 DÍAS de FE | Parte 3

Comparte

Este hombre de Dios es un ejemplo espiritual para todos nosotros, porque él NO fue un sacerdote ni pastor, sino que un esclavo al servicio de varios reyes en Babilonia. A pesar de su condición, él ayunaba, oraba y estudiaba las profecías y las palabras de Dios.

Esta página tiene el objetivo de apoyarte con breves oraciones del ayuno de Daniel. 21 días le caracterizan a este famoso profeta, porque ese fue el tiempo que le tomó a un ángel traer la respuesta de Dios a su oración.

Las plegarias que leerás para cada día, están inspiradas en el mismo libro de Daniel 10:1-21. Lee este pasaje y compara cada versículo con cada oración para entender el enfoque de las palabras.

Inicia tu búsqueda de la sabiduría, la revelación y el poder de Dios con gran expectativa.

Ora así cada día ...

DÍA 1
Padre Celestial,

Revélame tu verdadero mensaje.
Dame hoy visiones, conocimiento y sabiduría.
Ayúdame a comprender el significado de tu palabra.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 2
Padre Celestial,

Por favor recibe hoy mi ayuno.
Yo me presente ante ti porque este asunto es importante para mi vida.
Pasaré muchas semanas sin comer manjares.
Aunque nadie lo sepa, aunque por fuera arreglaré mi imagen para salir a la calle y sonreiré a la gente con amabilidad; por dentro tendré un corazón enlutado mientras busco tu sabiduría, y tus palabras de esperanza, poder y salvación para mi vida.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 3
Padre Celestial,

Continúo en esta jornada de ayuno sin comer nada especial.
No probaré carne, vino, ni otros placeres, porque someto mi cuerpo mientras te espero a ti. Háblame, enséñame, respóndeme con misericordia y verdad.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 4
Padre Celestial,

Heme aquí, ofreciéndote este ayuno.
Los días pasan, y yo sigo atento a tu gran bondad.
Mírame Señor, estoy a la orilla de las profundidades de tu conocimiento y gran poder.
Ven mi Rey, trae tu salvación y rescata mi vida.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 5
Padre Celestial,

En este día levanto mis ojos espirituales.
Decido seguir sometiendo mi cuerpo a este ayuno.
Que se abra mi entendimiento para recibir tu mensaje.
Revela hoy tu poder. Déjame ver tu gloria.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 6
Padre Celestial,

Deja que hoy tu mensaje llegue a mi vida con gran potencia.
Háblame a través de tu palabra que es más valiosa que toda piedra preciosa.
Busco tu rostro en medio de este ayuno.
Señor, resplandece como el relámpago.
Que tus ojos se enciendan como antorcha para iluminar mi vida.
Descubre tu poderoso brazo de poder para que yo reciba tu salvación.
Hablame con voz resonante, como el eco de una multitud.
Heme aquí, te espero a ti!

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 7
Padre Celestial,

Soy el único que está aquí.
No busco fama ni publicidad, yo busco tu revelación.
La gente se asusta de ti, no te entiende ni se humilla ante tu gran majestad.
Pero heme aquí Señor, en este séptimo día, yo sigo atento a ti.
Háblame, que yo tu siervo, te oigo con reverencia.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 8
Padre Celestial,

Ya pasó una semana de ayuno, y sigo determinado a encontrarte.
Aunque otros no se unen a mí en este clamor, yo sigo constante.
Siento que mi cuerpo está diferente.
A veces mis fuerzas me abandonan.
Algunos dicen que mi rostro palideció.
En ocasiones me siento desvalido.
Pero mi necesidad de ti, supera toda incomodidad temporal.
Ven oh Dios, manifiesta tu presencia porque yo te clamo a ti!.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 9
Padre Celestial,

Gracias porque mis oídos espirituales se agudizan.
Gracias porque me hablarás, te revelarás y me enseñarás.
Gracias porque mi alma sabe que estoy próximo a experiencias espirituales magníficas.
Dame fuerzas para estar en tu presencia y no caer desvanecido.
Dame vida porque no quiero perder tu gloria.
Por favor, manifiestate oh Dios!.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 10

Padre Celestial,

Tómame de la mano.
Fortaléceme con tu poderosa diestra.
Levántame de esta postración y miseria.
Sácame del adormecimiento y la confusión.
Heme aquí, de rodillas ante tu presencia.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 11
Padre Celestial,

Háblame en este día.
Me levanto tembloroso para estar en tu presencia.
Me levanto para oír tu voz.
Gracias por amarme de tal manera que diste a tu hijo en sacrificio, para que yo pueda hoy estar ante ti.
Estoy atento a tu revelación.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 12

Padre Celestial,

Gracias por este día.
Gracias porque has oído mi clamor.
Gracias porque yo sé que mi petición fue escuchada.
Yo me propuse entender tu voluntad y me he humillado ante ti.
Gracias por haberme aceptado y no rechazarme.
Hoy NO hay temor en mí, sino gratitud por tu gran bondad.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 13
Padre Celestial,

Comprendo que mi lucha NO es contra las personas, sino contra principados, potestades y príncipes de las tinieblas.
Por ello te clamo oh Dios, refuerza la dotación de ángeles que ministran mi vida.
Envía a poderosos guerreros tuyos para batallar a mi favor.
Dales a ellos la victoria para que también yo pueda vencer.
Haz que tu mensaje llegue a mí a pesar de la oposición del enemigo.
Ven mi Dios, te espero!

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 14

Padre Celestial,

Dame de tu Espíritu Santo.
Solo tu Espíritu podrá explicarme lo que sucede y sucederá.
Solo tu gran sabiduría a través de él, me hará comprender el futuro.
Ven Espíritu Santo; lléname, háblame, enséñame, revélame.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 15
Padre Celestial,

Regreso a tu presencia buscando más de ti.
No es suficiente para mí haberte escuchado antes, hoy necesito más.
Sigue hablándome. Sigue ministrándome. Sigue enseñándome.
Yo me inclino de cara al suelo y guardo silencio.
Porque NO solo de pan viviré, sino de toda palabra que salga de tu boca.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 16
Padre Celestial,

Que solemne y profundo es mantener silencio en tu presencia.
Pero si tú tocas mis labios, yo los abriré.
Si tocas mi boca, comenzaré a hablar.
Espíritu Santo, habla a través mío.
Intercede con palabras espirituales.
Clama al Padre Celestial a través de mi lengua aunque yo no lo entienda.
Clama y no calles, porque quiero dejar toda angustia y debilidad en la presencia de Dios; necesito ser edificado y fortalecido con un toque de mi Salvador.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 17
Padre Celestial,

Cuán grande es tu bondad!
Cuán grande son tus misericordias!
¿Cómo es posible que yo, que soy tu siervo, hable contigo?
¿Cómo es posible que puedas aceptarme aunque no soy perfecto como tú?
¿Cómo es posible que recibas mi oración, mi clamor y mi súplica si soy menor que los ángeles, y apenas puedo respirar con mis propias fuerzas?
Pero hoy todo es posible gracias a Jesucristo.
No es por mi justicia, sino por tu gracia y misericordia.
Heme aquí, un día más, atento a ti.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 18
Padre Celestial,

Una vez más, toca mi alma mientras estoy en tu presencia.
Una vez más, toca mi ser mientras te busco en adoración, en espíritu y en verdad.
Infunde en mí las fuerzas que necesito para llegar a la meta.
Infunde en mí el ánimo que necesito para seguir y no desmayar.
Hoy te necesito más que ayer.
Lléname con tu Espíritu.
Dame el poder que necesito para vencer.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____


DÍA 19
Padre Celestial,

En este tiempo en que te busco en ayuno, oración y adoración, permite que tu paz sea conmigo.
Yo me deleito en tu presencia, me deleito en leer tu palabra y en hacer tu voluntad.
Por favor, deja que tu bendición me alcance.
Dame tu ánimo, tu consuelo y fortaleza.
Cuando tú me hablas, yo recibo vida.
Por favor, ¡háblame, Señor!.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 20
Padre Celestial,

Cuanto más te busco, más incrementa la oposición del enemigo.
Cuanto más me acerco a tu santidad, más tentaciones recibo.
Pero yo confieso que todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
Por tanto, sean derrotados los malignos demonios que buscan mi destrucción.
Que tu ejército celestial tenga victoria hoy.
Y aunque el enemigo refuerce a sus tropas, que sean tus ángeles venciendo una y otra vez.
Porque yo me mantendré en santidad, yo NO negaré la fe que tengo en tus promesas, yo NO volveré atrás.

En el nombre de Jesús,
Amén
_____

DÍA 21
Padre Celestial,

Hoy llego al final de este tiempo de ayuno, oración y adoración.
Te agradezco por haberme fortalecido para llegar hasta aquí.
Te agradezco por todo lo que me has hablado, enseñado y revelado.
Pero aunque hoy termina este tiempo especial, yo seguiré buscándote.
Por favor, sigue hablándome todos los días a través de la Biblia.
Háblame a través de sueños, visiones, prédicas y exhortaciones.
Dame victoria contra los espíritus malignos.
Dame victoria también sobre mi propia carne, mis deseos y pasiones.
Dame más de tu Espíritu, porque solo así tendré poder.
Lléname y testificaré a todos de que tú eres el Dios que sana, salva, revela y rescata.

En el nombre de Jesús,
Amén

_________________

Qué bueno que has hecho estas oraciones para el ayuno de Daniel - 21 días de fe!

Pero si esta es la primera vez que estás orando a Dios, entonces quiero invitarte a hacer otra oración. Una oración MUY IMPORTANTE.

Esta oración no solo bendecirá tu presente, sino también tu futuro, incluso tu eternidad; haz hoy...


La Oración #1

_________________

MAS ORACIONES

Por el AYUNO





_________________

Video

Aquí encontrarás todos los videos con oraciones para el ayuno:


_________________

Tu Comentario

Qué opinas de estas oraciones para el ayuno de Daniel - 21 días de fe?

Favor deja tus comentarios en los muros que están abajo.

Gracias!



Imagen de Daniel orando por Briton Rivière (1840-1920)

1 comentario:

  1. Cuál es tu motivo de ayuno y oración?

    Describe aquí y oremos juntos por tus peticiones.

    ResponderEliminar

Tu comentario es MUY IMPORTANTE en la oración del día de hoy.

Si firmas como Anónimo nadie sabrá que tú escribiste pero el sistema NO te notificará de mi respuesta.

Usa la opción que quieras, pero por favor escribe algo... aunque sea un saludo. No hay excusas :)