Que Dios conceda todas tus peticiones. Salmo 20:5b

EL TUMOR EN EL CEREBRO, TIENE CURA?

Comparte
Dona
Aunque parezca imposible, mucha gente en el mundo puede dar testimonio que el tumor en el cerebro tiene cura.

Cuando una mujer de 70 años es diagnosticada con tumor cerebral, todo parecería indicar el principio del fin de la vida.

Pero cuando esa mujer clamó a Dios por sanidad, el Señor respondió.

Lee el testimonio de la vida real de Lidia, mi madre.

Déjate inspirar por lo que Dios hizo en ella, y abraza la esperanza de que con la misericordia del Altísimo, tú también sanarás.

Lidia fue al lavadero de la casa en esa tarde del miércoles 13 de mayo de 2015.

En plena tarea y estando parada, ella se siente desmayar, aunque logra sentarse para no caer de cara al piso.

Consigue levantarse sola, y sin ayuda de nadie va a su dormitorio para reposar, y tal vez entender qué fue lo que pasó.

Se automedica con un fármaco liviano, y logra salir de su habitación horas más tarde. Nadie en la casa sabía lo que había sucedido.

Al día siguiente, ella se levanta para hacer su rutina diaria, pero un creciente dolor de cabeza no le permite ir muy lejos.

En ese momento, y de regreso en su cama, ella me cuenta lo que le pasó.

Mi hermana llegaba de visita en ese día, y recibe la noticia.

El dolor de cabeza iba en aumento, y en pocos minutos fue tan intenso que ella se tomaba de la cabeza con ambas manos, mientras se retorcía en la cama.

De inmediato (mi hermana, mi esposa, mis hijos y yo) oramos por ella, sin saber ni entender a qué nos enfrentábamos.

Ese fue el primer día de batalla de una larga guerra por la sanidad.

Pasadas una horas, comenzaron los vómitos. Ella solo podía ingerir un poco de agua, pero todo lo demás le producía náuseas.

Como nunca habíamos vivido una situación así, creíamos poder resolverlo solos con un poco de reposo, pero su condición se deterioraba cada día más.

El sábado 15 de mayo se celebraba el día de las Madres en mi país. En ese día, lejos de toda fiesta, mi hermana y yo la llevamos al hospital.

Recibió los análisis de sangre y orina, y los doctores no encontraron ningún problema. Entonces fue medicada solo contra la presión alta, y retornamos a la casa.

El sufrimiento continuó. Los dolores siguieron. El vómito no paraba.

Mi hermana regresó a su casa, distante a 350 kms de nosotros; pero llevó consigo el pedido de oración, y toda su familia se unió en clamores al Altísimo.

El miércoles 20 regresamos al hospital por segunda vez, solo para recibir el mismo diagnóstico. Tuvimos que volver a la casa con frustración y confusión.

La condición física de mi madre era inaceptable; estaba tan débil a causa de los vómitos que solamente entre dos personas la podíamos mover.

El lunes 25 regresamos al hospital por tercera vez. En esa oportunidad la doctora de urgencias exploró el cerebro con un estudio. Ahí detectó lo que ellos llamaron un ACV o Accidente Cerebrovascular.

Fue internada de inmediato y atravesó una multitud de análisis y estudios; los doctores intentaban entender con mayor precisión el origen del ACV.

Los especialistas ordenaron un último estudio: la Resonancia Magnética.

Su resultado evidenció la presencia de un cuerpo extraño que tenía las características de un tumor; dijeron fue el culpable del ACV. Todo estaba localizado en la parte posterior del cerebro, en la zona que controla el equilibrio y la coordinación para caminar.

Además, se encontraron dos quistes en otras partes del cerebro.

En todo este tiempo, sus dolores se habían controlado con mucha medicación, mientras esperábamos saber cuál era el siguiente paso.

Una semana después, el lunes 1 de Junio, el neurocirujano ordenó su cirugía para remover ese cuerpo extraño, y determinar de qué exactamente se trataba, y cuál era su pronóstico.

Mi madre aceptó la determinación médica y yo la apoyaba. La operación sería entre el viernes 5 y el sábado 6.

Ambos, junto con mi esposa, mis hijos, familiares, amigos, pastores, hermanos y hermanas de la iglesia, todos orábamos pidiendo la ayuda de Dios, su sanidad, y su guía para los doctores.

No obstante, cuando mi hermana y su familia, se enteraron de la determinación del especialista para operarla, ellos no sintieron que esto venía de Dios.

La objeción definitivamente no era una rebeldía contra la medicina, de ninguna manera; sino mas bien un sentir de que en este caso, Dios tenía una solución diferente para mi madre.

Me llamaron y me dieron su punto de vista. Aunque de inmediato me puse de acuerdo con ellos, no iba a retirar a mi madre en malas condiciones del hospital.

Estando en ese conflicto, clamé a Dios por ayuda y entendí a través de la Biblia cuál era el plan de Dios. Entonces leí el Salmo 92:9-15 y comprendí que...
- El tumor sería derrotado,

- Mi madre recibiría nuevas fuerzas,

- Ella volvería a ser sana,

- Y que aún en su vejez, daría frutos; los frutos traducidos en vidas de otras personas que alentadas por su sanidad, también buscarían la ayuda de Dios.

Desde ese momento, proclamé esas promesas de Dios sobre el cuerpo de mi madre, aunque ella estaba sin fuerzas y totalmente dependiente de otros.

- Pero cómo salir del hospital?

El miércoles 3 de junio, yo tendría mi última reunión con el neurocirujano para confirmar la intervención.

En esa reunión me entero que la cirugía se debía posponer por algunos días, ocurrió que una máquina de la sala de operación se había descompuesto.

El viernes 5, el médico responsable me comunica que en vista a que mi madre se encontraba estable, podíamos volver a la casa a esperar la nueva fecha de la operación. Y volvimos a la casa en la tarde/noche de ese día.

Esa fue la puerta de salida que Dios abrió para ella!

Una vez en la casa, le dimos gracias a Dios por lo que Él estaba haciendo.

Desde ese momento yo me convertí en el enfermero "improvisado" para mi madre. Le seguí suministrando todas las medicinas que el hospital me entregó.

En esta imagen se la pueda ver en la esquina inferior, en uno de sus momentos más difíciles, con el suero socorriendo su cuerpo.

A la mañana siguiente, el sábado 6, también iniciamos una serie de tratamientos naturales para combatir el tumor.

Los tratamientos consistían en aplicaciones de compresas en la cabeza, y un dramático cambio de alimentación.

A partir de ahí, la cocina se llenó de frutas y verduras que se convirtieron en el desayuno, almuerzo, merienda y cena de mi madre; además de grandes cantidades de agua natural. Todo esto bajo la guía de un experto naturalista.

Teníamos que regresar al hospital el martes 9 de junio, pero mi madre dijo "No, es evidente que Dios me quiere sanar aquí en mi casa. Yo no me opero. Yo confío que Dios me sanará aquí".

Con esa fe, ya no volvimos a la mesa de cirugía, sino que emprendimos un largo camino de tratamientos naturales.

El camino fue muy duro. Día tras día combatíamos al tumor con oraciones, y aplicando todo buen consejo que recibíamos.

Los días se convirtieron en semanas, y las semanas en meses.

Y aunque ella seguía en cama, pasados unos meses, todos fuimos testigos de un pequeño inicio en el mejoramiento de su salud.

En esta foto sale celebrando su cumpleaños en cama y bajo tratamiento en la cabeza. Su hija bendiciéndole con un beso. En la esquina superior unos de los globos de la fiestita.

Su medicación farmacológica se había reducido casi por completo.

Luego, a mediados de diciembre de 2015, es decir 7 meses desde que ella cayó en cama; mi madre se levantó y comenzó a caminar sola otra vez.

Lo hizo lentamente con la ayuda de un bastón, y con el apoyo de alguien a su lado.

Se levantó y siguió caminando hacia su recuperación total.

En pocos días se independizó totalmente de toda ayuda, y comprendió que Dios había respondido a su clamor por sanidad.

La Navidad y el Año Nuevo del 2015, fueron unas de las mejores fiestas que como familia tuvimos en mucho tiempo.

En enero de 2016, ella se sintió tan bien que decidió volver a conducir su vehículo; pero ella dijo que lo haría solo si los agentes de tránsito de la ciudad la aprobaban... y pasó la prueba!

Ahora ella ya maneja su camioneta, y con el permiso legal.

Pero quedaba una última prueba de sanidad; volver a realizar el estudio de Resonancia Magnética en la cabeza, para ver la condición del tumor.

El técnico entregó el resultado, y la neuróloga estuvo de acuerdo con el informe diciendo: "se pueden ver lesiones que son consecuencia del ACV, pero no hay rastros del tumor".

Hoy en día mi madre incluso camina sin ayuda del bastón, y da toda la gloria a Dios por este "Proceso de Sanidad".

Esperábamos un milagro instantáneo, pero el Señor nos mostró otro camino, para al fin llegar a la meta que queríamos, la sanidad.

En esta imagen puedes ver a parte de la familia reunida alrededor de ella (en el centro vestida de blanco), celebrando y agradeciendo a Dios al final del año 2015.


Ella hoy glorifica a Dios por esta sanidad; a la vez que motiva a otros a creer en Su poder, y esperar lo mejor de El.

Así es Jehová Rafá, así es Jesús, así es el Espíritu Santo; poderosos para sanar!


Tienes un Diagnóstico Parecido?



Qué bueno que has leído este testimonio sobre "El Tumor en el Cerebro tiene Cura".

Ahora quiero invitarte a hacer una oración. Una oración MUY IMPORTANTE.

Esta oración no solo bendecirá tu presente, sino también tu futuro, incluso tu eternidad; haz hoy...


La Oración #1



La Videoconferencia

En este "Hangout" escucharás el testimonio que publiqué en esta página, y al final podrás hacer conmigo una oración especial clamando por la sanidad divina.
El testimonio inicia a partir del minuto 9.
Haz clic para ver todo esto aquí mismo.



LIBROS

Estos libros le darán fuerza a tu fe para llegar a testificar que el tumor en el cerebro tiene cura.






Tu Comentario

Qué opinas de que tumor en el cerebro tiene cura con la ayuda de Dios?

Favor deja tus comentarios en los muros que están abajo.

Gracias!


IMAGENES EDITADAS DE BRAIN MRI

10 comentarios:

  1. Fuiste sanado milagrosamente de alguna enfermedad?
    Conoces el testimonio de alguien que se sanó con la ayuda de Dios?

    Por favor cuenta la experiencia en 2 o 3 líneas y motivarás a otros a creer y esperar lo mejor de Dios.

    ResponderEliminar
  2. Hola Jorge, leí el testimonio de tu madre y la verdad que hermoso milagro no sabes el gusto que me da saber que ella se encuentra bien de salud. Yo quisiera saber que oración puedo hacer por una persona que pasa por la misma enfermedad, deseo ayudar a esa persona con mi oración pero que me recomiendas tú. Ojala me puedas responder, Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Dulce, que alegria saber que este testimonio bendijo tu vida.

      Te recomiendo que hagas esta Oración para Enfermos de Cancer.

      Esta originalmente escrita en 1ra Persona, para que el mismo enfermo la ore; pero puedes facilmente cambiar a la 3ra Persona para orar por otra persona. Solo tienes que cambiar las palabra "Yo, mi, mio" por "El/ella, su, suyo/a... etc".

      Te recomiendo que cuando ores, lo hagas en un espacio privado. Ora lentamente para que puedas meditar en las palabras que dices, y asi lograr que salgan las expresiones de tu corazon.

      Ademas, cuando oras con calma, dejaras tiempo para escuchar la voz del Espiritu Santo. En medio de tu oracion El podria dirigirte a orar por otros aspectos del enfermo que no estan considerados en esta plegaria. Solo con el Espiritu Santo podemos hacer oraciones precisas y efectivas.

      Por ultimo, NO te canses de orar por la persona. Ora sin cesar hasta que el enfermo salga con sanidad total de esa cama.

      Que la sanidad divina fluya a traves tuyo!

      Eliminar
  3. Muchas gracias Jorge, lo haré y se que muy pronto estaré aquí dando buenas noticias :)... dulce

    ResponderEliminar
  4. Hola Jorge, como puedo ayudar a una persona que sufre ese misma enfermedad pero hay algo que me preocupa mucho, tiene muchas alucinaciones ve cosas malas y se pone muy mal al grado que nadie lo puede controlar, espero puedas ayudarme. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Anonimo, nosotros recibimos ayuda espiritual de nuestros pastores. Te aconsejo que hagas lo mismo y busques consejo de gente con experiencia espiritual de ese nivel.

      Si no conoces a ningun Pastor, completa el formulario de Oracion #1 y te ayudare a encontrar iglesias en tu ciudad.

      Con respecto a las alucinaciones, es mi criterio personal que estas son manifestaciones tanto angelicales como tambien demoniacas.

      Hay multiples experiencias que se conocen entre los testimonios de iglesias, donde los pacientes moribundos "alucinan" con panico extremo. Pero luego de hacer la Oracion #1, y reprender a todo demonio de tormento, las personas POR FIN alcanzan paz y tranquilidad. Algunos para sanidad total, y otros parten a la eternidad de la mano de Dios.

      Evidentemente esta persona a quien tu te refieres esta viendo demonios, por eso se altera de esa forma.

      Yo en tu lugar se lo explicaria asi mismo pero con el mayor AMOR y comprension posible. Siguiendo la explicacion y de forma INMEDIATA le guiaria a hacer la Oración #1 para que el/ella encuentre paz y salvacion con Dios.

      Si estas alucinaciones continuan, se deben a que la persona tiene muchas "cuentas del alma" por solucionar. Posiblemente tiene rencores, odios y falta de perdon. Para estos casos te recomiendo que le guies a la persona a hacer estas Oraciones de Perdon.

      Recuerda que bajo ningun caso le puedes obligar a alguien a orar. Toda oracion debe ser voluntaria.

      Si a pesar de todas estas oraciones la persona sigue mal, yo te insisto, busca la ayuda de un Pastor/a que conoce el poder del Espiritu Santo. El/ella sabran que hacer guiados por el Espiritu, y asi tu ser amado sera libre de estos demonios que atormentan su vida.

      Eliminar
  5. Hola Jorge, sabes le mande la oración a la persona que te comenté que tenía alucinaciones y ay dios si te contará lo que paso, que ni quiero recordarlo, pero mira bendito Dios esta bien, recibió ayuda de un sacerdote gracias a tus consejos su familia me hizo caso y buscaron ayuda de ese tipo. Muchas gracias :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto me alegro que lo hayan hecho porque el tormento que ha vivido esa persona, es incomprensible para nosotros que no vemos el terrible mundo espiritual que nos rodea.

      Muchas gracias por comentarlo aqui!!!

      Eliminar
  6. Muchas gracias por su testimonio!! , Situaciones como está nos da fuerza y esperanza. Mi mamá pasó algo parecido y recibió El milagro! Luego lo contaré, gracias por encontrar tu blog, es una tremenda bendición!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ivonne, cuanto me alegro que tu mama haya recibido un milagro asi... gracias Dios!

      Eliminar

Tu comentario es MUY IMPORTANTE.

Si firmas como Anónimo nadie sabrá que tú escribiste pero el sistema NO te notificará de mi respuesta.

Usa la opción que quieras, pero por favor escribe algo... aunque sea un saludo. No hay excusas :)